Las ventajas de saber escuchar a tu cliente ideal

Saber escuchar lo que dice nuestro cliente ideal es básico para avanzar en nuestro negocio. Pero tenemos que ir un paso más allá de los datos básicos para lograrlo.

Vayamos por partes: un cliente, y además ideal. Pero, ¿quién es?, ¿y dónde está?

Hay una cosa que tenemos que tener clarísima en nuestro negocio: conocer a nuestro cliente ideal. De él, también llamado buyer persona, lo tenemos que saber todo. Si es hombre o mujer, cuántos años tiene, si vive en un pueblecito alejado del mundanal ruido o en una ciudad grande. Por supuesto tendremos que saber a qué se dedica, si tiene hijos, si viaja, si hace deporte en su tiempo libre o tiene una vida sedentaria.

Vaya, saber todo esto parece un trabajo de detective privado. Pero la verdad es que conocer todos estos datos es lo que da a cualquier negocio unos valiosos conocimientos de base. Esta base servirá para el desarrollo tanto de los productos y/o servicios que se van a generar como de las acciones de marketing que se seguirán para venderlos.

Existen varias formas de recopilar todos estos datos:

  • Realizar estudios de mercado, para buscar a ese buyer persona.
  • Confeccionar encuestas de satisfacción.
  • Utilizar plataformas digitales de análisis para extraer los datos que más nos interesen de nuestros clientes.
  • Contar con la información que recaba el equipo de ventas, que está en contacto más directo con el cliente.

No es poca cosa, pero no nos podemos quedar ahí. Debemos dar un paso más allá y conocer a nuestro cliente ideal como si de un buen amigo se tratase. De ahí la importancia de saber escuchar para comprender cosas como:

  • Con qué sueña.
  • Qué es aquello que tanto le preocupa.
  • A qué aspira.
  • Qué es lo que le da miedo.
  • Qué le hace reír y olvidarse del resto de cosas.
  • En qué ocasiones se vuelve un quejica.
  • En qué momentos siente gratitud.

 

Casi nada. Pero, ¿cómo nos va a contar el cliente este tipo de cosas? La respuesta está en la comunicación digital.

Crear comunidad

Para lograrlo es muy importante que seas capaz de construir una comunidad donde los clientes se sientan escuchados en tu web, en tus redes sociales, en tu atención telefónica o vía WhatsApp. Una comunidad donde se generen esos lazos de confianza tan necesarios para que el cliente se sienta como en su casa.

Pero tan importante como saber escuchar es saber hacer las preguntas correctas y para ello también nos vamos a retroalimentar de la propia comunidad.

De acuerdo. Ahora supongamos que la comunidad digital de nuestro negocio ya está creada. Interactuamos con los clientes, generamos confianza, les escuchamos atentamente y les vamos conociendo cada vez más y mejor. Ya tenemos el perfil completo de nuestro buyer persona o cliente ideal. Ahora, ¿qué beneficios nos trae esto a nuestro negocio del sector porcino?

7 ventajas de escuchar a tu cliente ideal

Déjame contarte (sólo) 7 ventajas de saber escuchar a tu cliente ideal:

  • Te da la oportunidad de realizar cambios y mejoras en base a lo que te cuenta directamente el cliente, por lo que es más fácil satisfacerlo. Un cliente satisfecho siempre te recomendará.
  • Al escucharle puedes adelantarte y eliminar algún punto de fricción que se pueda generar, sobrepasando su expectativa. Eso es importantísimo a la hora de retener a los clientes.
  • Saber qué nuevas preferencias de consumo se van generando en tu comunidad te ofrece la posibilidad de trabajar nuevos proyectos de innovación de los que ya se espera que serán bien recibidos.
  • Al sentirse escuchado, el cliente va a percibir tu negocio como una empresa cercana, que lo tiene en cuenta. Esto posicionará a tu marca por encima de otras similares.
  • Sabes en todo momento a quién te estás dirigiendo, pero también que es lo que piensa y necesita. Eso hará que tu comunicación sea mucho más precisa y efectiva, humanizando tu negocio.
  • Si cuentas con un equipo de ventas, éste tendrá una valiosa información qué mejorará su labor a la hora de interactuar con los clientes. Podrán destacar los aspectos más importantes de los productos y/o servicios según los interese del público.
  • El “servicio al cliente” mejora notablemente al conocer con antelación cuales son las preocupaciones y las dudas más recurrentes del cliente.

 

 

Como ves, una escucha activa e interactiva nos puede traer muchas alegrías. El cliente nos va a percibir de forma muy cercana y va a sentir que realmente es nuestro negocio el que necesita, porque responde a sus expectativas y es capaz de adelantarse a ellas. Y, lo más importante, porque le genera confianza.

Sobre salir en el mercado gracias a la confianza de un público fiel es el mejor de los regalos. Y es la chispa que aumenta motivación, la ilusión y el orgullo de nuestro sector.

Después de esto que te he contado me gustaría escucharte a ti y preguntarte también… ¿Te vas a poner a la escucha? Déjame un comentario y hablamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mejora tus habilidades comunicativas para el sector porcino

Mejora tus habilidades comunicativas

Gracias a esta masterclass gratuita: