Conocer a tu cliente ideal es básico

Descubre a tu cliente ideal

Tabla de contenidos

Descubre a tu cliente ideal

Conocer a tu cliente ideal es básico

Para que las estrategias de comunicación digital de tu negocio del sector porcino sean efectivas y eficaces debes conocer muy bien a quién te estás dirigiendo… ¿Tienes claro quién es tu cliente ideal?

El cliente ideal o público objetivo de tu negocio es una representación semificticia de tu cliente potencial a partir de datos sociodemográficos concretos e información sobre aspectos como su conducta online, personal y profesional así como la relación que tiene con la empresa que ofrece ese producto o servicio.

Identifica cuál es tu mercado dentro del sector porcino

Una de las partes más importantes para cualquier negocio es identificar el mercado objetivo al que se dirige. Cuando estamos al frente de un negocio, generalmente estamos tentados a decir sí a cada oportunidad que se nos presenta.

A veces, incluso vamos en contra de nuestro instinto y aceptamos nuevos clientes y proyectos que sabemos de antemano que van a causarnos grandes quebraderos de cabeza.

Cuando descubrí que hay dos tipos de clientes (gracias a este post del blog de SEMrush), los “ideales” y “menos ideales”, me di cuenta de que encontrar a un usuario que se ajuste a tu negocio es lo más importante para continuar disfrutando de tu trabajo.

En ese punto es cuando debes decidir si quieres pasar la mayor parte de tu tiempo apagando incendios creados por unos pocos clientes “menos ideales” o empezar a atraer el tipo de cliente ideal que hace que te sientas como en mitad de un bosque en primavera.

Los “must have” de tu público objetivo

No saber a quién estás tratando de atraer es un problema común entre los propietarios de pequeñas empresas. Luego nos echamos las manos a la cabeza cuando los resultados que esperábamos no llegan, las conversiones no mejoran y las ventas no aumentan…

Sin un perfil de cliente ideal definido cualquier acción o estrategia que lleves a cabo será genérica e ineficaz. De nada servirá establecer metas y objetivos para tu negocio si no sabes a quién quieres atraer.

En cambio, cuando te diriges a las personas adecuadas puedes afinar tu mensaje para comunicarte directamente con ellos. De hecho, cuando comprendes a tu cliente ideal y conoces cuáles son sus deseos y necesidades, es más fácil poder elaborar estrategias de comunicación que sean más relevantes y tengan mayor alcance.

Por tanto, tu público objetivo está formado por aquellas personas que compran un determinado producto/servicio porque han encontrado en él la solución perfecta a su problema o necesidad.

Además, tu cliente ideal cumple con estos 4 requisitos:

  • Está satisfecho con el producto/servicio que ha resuelto su problema o necesidad.
  • No crea inconvenientes con el precio si este es justo y se adecúa al valor que proporciona.
  • Recomienda el producto/servicio si el resultado que ha obtenido es el que esperaba.
  • Se convierte en comprador recurrente y fiel.
La lista de "must have" para tu cliente ideal

¿A quién dirijo mi comunicación digital?

La primera pregunta que debes responderte detenidamente, ya que es la base para todas las estrategias de comunicación que vas a desarrollar en tu empresa, es la siguiente: ¿conozco bien a mi cliente ideal?

Se trata de que te pongas en los zapatos de tu público objetivo para entender qué necesita y espera de ti y de tu empresa, que le conozcas más que a tu propia sombra.

Cuántos más datos y más detalles obtengas mejor podrás llegar a él a través de tu comunicación digital; todas las preguntas que debes hacerte se pueden agrupar en estos 6 bloques de información sobre tu cliente ideal:

  1. Datos demográficos: nombre, edad, sexo, nacionalidad, color de pelo, peso, estatura, estado civil, si tiene hijos, dónde vive, etc.
  2. Situación laboral: sector dónde trabaja, tipo de empresa, cuál es su rol, cuántos años lleva en este trabajo, sueldo bruto, si se siente valorado, etc.
  3. Ocio: qué le gusta hacer, viaja mucho o poco y dónde, si hace deporte, si le gusta leer, si usa redes sociales y cuáles, cómo son sus amistades, etc.
  4. Cómo y dónde se informa: revistas, libros, TV, radio, podcasts, vídeos, redes sociales, etc.
  5. Pensamientos, sentimientos y motivaciones: el cliente ideal tiene un sueño, una necesidad y quizás no la conoce aún… Debes adelantarte y resolverla con tu producto/servicio.
  6. Dolores: problemas o preocupaciones que no le dejan dormir tranquilo y que tus productos o servicios pueden solucionar. Es una de las características más importantes de tu cliente ideal.

¿Habías hecho este análisis alguna vez? ¿Tienes claro cómo plantearlo para tu negocio del sector porcino? ¡Déjame tus dudas y/o reflexiones! Me encantará leerlas y ayudarte.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mejora tus habilidades comunicativas para el sector porcino

Mejora tus habilidades comunicativas

Gracias a esta masterclass gratuita: